Reino Unido se prepara para recibir a Trump con numerosas protestas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirá con la primera ministra, Theresa May, y la Reina Isabel II durante su visita de dos días

Reino Unido se prepara para recibir a Trump con numerosas protestas

Comienza hoy, el jueves, la visita polémica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al Reino Unido.

Trump se reunirá con la primera ministra, Theresa May, y la Reina Isabel II..

Se esperan numerosas manifestaciones de protesta con amplia participación en diversos lugares durante la visita de 4 días de Trump que le lleva al Reino Unido y Escocia.

El programa de Trump comenzará con la cena ofrecerse a su honor en el Palacio de Blenheim en Oxfordshire.

Y se organizará una ceremonia militar previa a la cena en la que acudirán mayoritariamente los representantes del mundo laboral.

Trump, quien se trasladará a Londres al término de la cena, pernoctará en la sede del embajador estadounidense en Londres en el Regent’s Park.

El programa del viernes del presidente Trump comenzará con la reunión con Theresa May en una base militar cuyo nombre se mantiene en reserva.

Los líderes verán un espectáculo en el que se presentarán las tecnologías, desarrolladas por la cooperación militar de ambos países, y se reunirán en una cena laboral en Chequers, sede oficial de May.

Tras la reunión, los líderes comparecerán juntos ante las cámaras.

A continuación, Trump se congregará con la Reina Isabel II del Reino Unido en la ciudad de Windsor.

La noche del viernes Trump y la primera dama Melanie Trump se trasladarán a Escocia donde pasarán el fin de semana y visitarás los campos de golf pertenecientes a Trump.

Entre tanto, la primera ministra Theresa May, en su declaración escrita antes de la visita, apuntando a las relaciones “especiales” de dos países, destacó:

“No hay y no hará en los próximos años una alianza más fuerte que nuestras relaciones especiales con EEUU. Cada día un millón de británicos inician trabajo en las empresas estadounidenses en el Reino Unido. Y tanto estadounidenses trabajan en las empresas británicas en EEUU”.

May indicó que la visita de Trump profundizará más la relación excepcional de ambos países, y afirmó que abordará pormenorizadamente la alianza comercial que quiere establecer el Reino Unido después del Brexit.

May ofreció la invitación oficial de la Reina Isabel II a Trump durante su visita realizada en enero de 2017 a EEUU.

Esta invitación causó gran reacción en la opinión pública británica, y se organizaron muchas protestas para la anulación de la visita.

Además, se presentó al Parlamento una petición con dos millones de firmas para la anulación de la visita, y el presidente del Parlamento, John Bercow, anunció que no invitará a Trump a dirigirse a los diputados en una posible visita.

La visita de Trump, que iba a realizarse el pasado verano, fue suspendida para una fecha incierta ante las reacciones.



Noticias relacionadas