Israel está inquieto por avance demócrata en el Congreso de EEUU

Los lazos entre el Partido Demócrata e Israel se volvieron tensos por la firma del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y la administración de Obama

Israel está inquieto por avance demócrata en el Congreso de EEUU

La toma por parte del Partido Demócrata de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha generado preocupación en Israel por el impacto potencial en la posición de los Estados Unidos sobre Israel y el conflicto palestino-israelí.

Las preocupaciones israelíes surgen a la luz de la relación a veces tormentosa entre la anterior administración demócrata de Estados Unidos de Barack Obama y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El exembajador israelí en Washington, Michael Oren, quien actualmente se desempeña como viceministro en la oficina de Netanyahu, le dijo al diario israelí Yedioth Ahronoth que el control demócrata sobre la Cámara de Representantes podría acelerar el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de su plan de paz en Oriente Medio, denominado el "Acuerdo del siglo".

Según Oren, la nueva mayoría demócrata en el Congreso presionará a Trump para que se centre más en los asuntos exteriores, incluido su polémico plan de paz. Añadió que Israel ahora tenía que centrarse en restaurar la confianza de los demócratas estadounidenses, junto con los judíos liberales en EEUU, que fue sacudida durante la presidencia de Obama.

Yedioth Ahronoth citó a otros funcionarios israelíes diciendo que el apoyo a Israel no se vería afectado en el Senado, donde los republicanos disfrutan de una mayoría sólida.

Sin embargo, los funcionarios israelíes, que prefirieron permanecer en el anonimato, dijeron que la situación era más compleja en la Cámara, que ahora está dominada por los demócratas.

"A Israel también le preocupa la incorporación de nuevos representantes, algunos de los cuales son musulmanes que son bien conocidos por sus posiciones en contra de Israel", dijo un funcionario.

El diario también citó al embajador israelí en las Naciones Unidas, Danny Dayan, diciendo que recientemente se había reunido con la mayoría de los miembros electos del Congreso de los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania para establecer relaciones de trabajo con ellos.

Según Yedioth Ahronoth, el Comité de Asuntos Públicos de Estados Unidos e Israel, o AIPAC -el lobby sionista más prominente en Washington- organizó recientemente reuniones con todos los que se presentaron en la reciente carrera en el Congreso.

El periódico citó a funcionarios del Partido Demócrata diciendo que muchos de los representantes electos del partido son partidarios de Israel, aunque el Partido Republicano ha advertido a Israel que el Partido Demócrata se está volviendo cada vez más anti-israelí.

Según las encuestas realizadas entre los jóvenes estadounidenses, no están inclinados a favorecer a Israel, sino que perciben a Israel como el agresor en su conflicto actual con los palestinos.

Los sondeos en EEUU muestran que la mitad de los jóvenes votantes participan en el proceso electoral y que el número de votantes elegibles aumentará en 22 millones en las elecciones presidenciales y del Congreso programadas para 2020.

Según estas estimaciones, dice el periódico, Netanyahu debe prepararse para perder a sus amigos republicanos en la Casa Blanca dentro de dos años, especialmente porque los candidatos demócratas no dependen del apoyo judío para sus campañas.

Las encuestas recientes muestran que el 79 por ciento de los judíos estadounidenses votaron por el Partido Demócrata y que Israel no influye en su posición, que se basa principalmente en cuestiones sociales internas.

El grupo de lobby judío J Street es el principal competidor de AIPAC.

J Street tuvo un gran logro en las recientes elecciones con la victoria de 120 candidatos al Congreso que recibieron su apoyo. Eso significa que el grupo de presión se ha convertido en el partidario de más de la mitad de los miembros demócratas del Congreso y el Senado.

J Street apoya una "solución de dos estados" al problema palestino y adopta posiciones opuestas a la derecha israelí.

Los lazos entre el Partido Demócrata e Israel se volvieron tensos por la firma del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y la administración de Obama.

Las relaciones también se vieron afectadas negativamente por la decisión de Obama de abstenerse de votar, en lugar de utilizar su derecho de veto, en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condena la política de asentamientos de Israel.



Noticias relacionadas