Desde el Punto de Vista de la Política Exterior Turca 02/2018

La República de Turquía determinó nuevas orientaciones dentro del año 2017 y así se realizaron iniciativas serias

Desde el Punto de Vista de la Política Exterior Turca 02/2018

Desde el Punto de Vista de la Política Exterior Turca 02/2018

La República de Turquía determinó nuevas orientaciones dentro del año 2017 y en esta orientación se realizaron iniciativas serias. Nosotros esta semana en nuestro programa vamos a analizar la activación de 2017 de la Política Exteriores Turca. Presentamos la evaluación sobre el Catedrático del Departamento de las Relaciones Internacionales de la Universidad de Atatürk, Dr. Cemil Doğaç İpek.

Estos fueron los capítulos que determinan la activación de 2017 de la política exterior turca: Los adelantos sorpresas en base global y regional, las transformaciones estructurales en la política  interior la lucha antiterrorista, las nuevas búsquedas y orientaciones. La diplomacia turca, desde el primer día  del año 2017 hasta el último día, vivió un año de alza,  con las iniciativas constitutivas, con las orientaciones  sorpresas.  No solamente en base regional sino también en base global mostró existencia. La diplomacia turca, en 2017, fuera de su línea conocida, desarrollo aproximaciones distintas. Con estas iniciativas surgieron nuevas amistades y unidades. Además se inició a interrogar algunas de las amistades y alianzas presentes.

En 2017, la zona en la que la diplomacia turca se enfocó más fue Oriente Medio. Sobre todo los adelantos relacionados con Siria, formó una curva en la política exterior de Turquía. En Siria, el PYD/YPG, la ramificación de la organización terrorista PKK en Siria fue el blanco. Turquía, según el nuevo concepto de seguridad que toma como objetivo terminar al terrorismo en su fuente, en Siria del Norte aumentó su eficacia. En esta orientación entró en una búsqueda activa en el punto de la solución de la crisis de Siria con Rusia e Irán. Turquía, relacionado con la crisis de Siria, inició el proceso de Astaná junto Rusia e Irán. En la política de Irak de Turquía en 2017 se vivió un cambio importante. Sobre todo la toma de la decisión de ilegal referéndum inadecuado al derecho internacional de Barzani fue el punto de ruptura.  Tras la decisión de referéndum, Turquía estableció alianza con el gobierno central de Irak e Irán y cambió los equilibrios en el campo a su favor.

Tras la decisión peligrosa del presidente norteamericano Trump sobre Jerusalén, Turquía inició una nueva iniciativa de diplomacia. Junto con el mundo islámico dio pasos importantes diplomáticos. Llevo el asunto al consejo general de la ONU. Este asunto fue una prueba global en la que se confirma la opinión “El mundo es más grande que los cinco”. Además Turquía reaccionando seriamente a la masacre iniciada contra los musulmanes de Arakán en Myanmar, intentó llamar la atención de la opinión pública mundial a este asunto. 

Para la diplomacia turca el año 2017 fue uno de los períodos más problemáticos en sus relaciones con los aliados occidentales. Sobre todo EEUU, la UE, la OTAN y Alemania, se vivieron desacuerdos con muchos países europeos sobre distintos asuntos. Se vivieron tensionescon EEUU sobre la crisis de Siria , el apoyo dado a PYD, la ramificación en Siria de la organización terrorista PKK y la extradición del cabecillo de la FETÖ; con los países de Europa se vivieron tensiones sobre la FETÖ y la lucha contra la organización terrorista PKK. Los países occidentales no dieron el apoyo necesario a Turquía en su lucha contra las organizaciones terroristas, esto es uno de los asuntos principales en las relaciones. Turquía no dio paso atrás sobre estos asuntos y defendió hasta el final. No se abstuvo de hacer salidas severas en este punto y desafiar. Al final se tensaron las relaciones con el Occidente. Por otra parte entre Turquía y Rusia, incluso el campo militar se vivieron colaboraciones y cercanías en todos los campos. Además Turquía estableció nuevas amistadas con los países no alineados al igual que Venezuela. Aceleró la iniciativa de África. En esta orientación se firmaron acuerdos militares con Somalia y Sudán. Por una parte se intenta establecer relaciones nuevas y detalladas con los países de Asia y África por otra parte  continuaron los intentos para el fortalecimiento de los vínculos presentes.

Turquía por una parte intenta producir política en el campo internacional por otra parte continuó la búsqueda de solución para los problemas estructurales. En este punto, se vivió un cambio importante en la política interior. Turquía pasó al sistema del gobierno de presidencia. Así superó un obstáculo estructural importante para alcanzar a los blancos de 2023. Además de esto la lucha antiterrorista fue uno de los asuntos importantes de la agenda tanto de la política interior como de la exterior. Ya que Turquía durante 2017 continuo su lucha contra la FETÖ, el PKK Y el DAESH tanto dentro del país como en la fuera.

La economía de Turquía que se creció bajo los potenciales en 20016 al final de los sucesos terroristas y la intentona golpista del 15 de julio, junto con la disminución de los riesgos pasó al alza en 2017. Turquía con su activación de crecimiento de 11,1% en el tercer cuarto fue el país que se creció más entre los países de G20.

En las políticas de energía también se vivieron adelantos importantes en 2017. En Turquía orientado al paso a la energía local en los últimos años se realizan trabajos importantes. Turquía para disminuir su dependencia al exterior en la energía  continúa sin parar sus inversiones en varios campos desde la energía nuclear hasta la energía renovable.

En resumen el 2017 para la política exterior turca fue un período en el que se apoyan las nuevas iniciativas con nuevos ataques.

Hemos presentado la evaluación del Catedrático del Departamento de las Relaciones Internacionales de la Universidad de Atatürk, Dr. Cemil Doğaç İpek sobre el asunto. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Noticias relacionadas