¿El islam europeo?

La humanidad de diferentes identidad, cultura, religión e idioma ha comenzado a convivir más con los procesos de globalización

¿El islam europeo?

¿El islam europeo?

Perspectiva Global 45

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL*

El islam europeo se discute intensamente en Europa desde hace algún tiempo. Aunque se trata de un debate dirigido mucho más a los musulmanes, las partes del asunto generalmente son los estados e instituciones de seguridad europeos y los académicos y escritores occidentales.

El debate esencialmente no es un debate injustificado. La humanidad de diferentes identidad, cultura, religión e idioma ha comenzado a convivir más con los procesos de globalización. Mientras que esta convivencia es una situación más conocida para los países como el estado otomano, es una situación nueva para el Occidente. Mientras en los siglos anteriores la relación de los países occidentales con los países de diferentes religiones y culturas se trató de una relación de explotación, se puede decir que los países occidentales se enfrentan a las diferencias con la emigración de dichas personas en el Occidente. Esta época, al mismo tiempo, es una época de un estado-nación moderno, centralista y monista, y por eso, también es una época en la que la convivencia de las diferencias se convierte en más difícil.

Una cultura europea compatible con el islam

Si las personas de diferentes historias, religiones y culturas conviven más hoy en día, por supuesto los estados, instituciones e intelectuales abordan los resultados de esta situación.

Esta situación es bastante comprensible si el propósito del islam europeo es adelantar las practicas compatibles con el islam dentro de Europa en lugar de las diferentes practicas islámicas desde el exterior de Europa. Si lo que se quiere explicar con el islam europeo es la subsidiariedad en cierta medida en las áreas tales como idioma, cultura y método, ya el islam lo prevé dentro de sí. En este contexto, el islam en Turquía y las comprensiones y practicas islámicas en el Oriente Lejano, los Balcanes y en el Oriente Medio contienen diferencias el uno del otro en cierta medida pese a que su esencia es misma. En este marco, es una situación bastante comprensible que los musulmanes europeos destacan una cultura europea compatible con el islam en lugar de una práctica islámica compatible con las geografías de donde vienen. Tal como no se recibe bien hacer enflorecer en Turquía o en otro país la vida cotidiana, las prácticas, los elementos culturales y folklóricos y el entendimiento artístico y literario en África, Oriente Medio u Oriente Lejano, debe entenderse que tampoco se recibe bien hacer lo mismo en Europa. No ser bienvenido no es una cuestión de que estos elementos culturales sean incorrectos, sino de ser conscientes de que cada sociedad tiene sus propios elementos culturales que son compatibles con su propia geografía. Aparte de esta cultura común, que será apropiadamente propiedad en el contexto de la geografía viviente, las diferentes culturas pueden estar en un esfuerzo por mantener viva su cultura en una sociedad abierta y civilizada. Una cultura europea compatible con el islam no es solo una cuestión de Europa sino de la misma Europa. Cuando decimos una cultura europea compatible con el islam, estamos hablando de la necesidad de excluir los elementos como el racismo, el fascismo y el nazismo que existen en la genética cultural de Europa.

El énfasis en el islam europeo también se usa en algunos casos para expresar que los que vienen a Europa no tienen valores universales como la igualdad, la libertad, los derechos humanos, el pluralismo y la convivencia. Sin embargo, se puede decir que los europeos se han alejado de estos valores en los últimos tiempos. Un enfoque, que diferencia los inmigrantes y las personas, la antiinmigración y la islamofobia crecientes se encuentran entre los primeros en llegar a la mente. En las encuestas de opinión pública, está aumentando la tasa de no querer lo que es diferente de sí mismo.

Un enfoque de islam europeo seguro, no libertario

Mirando lo que está escrito y las prácticas de los estados occidentales, el debate sobre el islam europeo no parece ser un debate civil, cultural y de valores. Los estados europeos se están acercando a este debate con más seguridad. Por este motivo, estos estudios se llevan a cabo generalmente por las instituciones de inteligencia y de seguridad en el contexto de seguridad en lugar de cultura, convivencia, pluralismo y diversidad. Si hay un problema de seguridad, por supuesto, tomarán medidas de seguridad. Esto es indiscutible. Pero, abordar los problemas civiles, sociales, culturales y políticos, que afectan a millones de personas, solamente desde una perspectiva de seguridad, profundiza los problemas. Es altamente comprensible y necesario que los estados, que no están familiarizados, formen reglas para situaciones nuevas. Pero, estos esfuerzos deben estar orientados a la comprensión. Por lo tanto, los estados europeos deben alentar el establecimiento de las organizaciones islámicas por parte de los musulmanes en lugar de designar nombres que estén directamente y mayoritariamente no relacionados con el islam. Estas actividades deben ser ejecutadas por las organizaciones civiles en lugar de por las organizaciones de seguridad o relacionadas con la inteligencia.

Lo que deben hacer los musulmanes…

En el contexto del islam europeo, no es una actitud moral afirmar que los musulmanes hacen su parte y critican solamente a los países relacionados. Si los musulmanes, que viven en el Occidente, tienen problemas de educación, economía y de participación política, intelectual y académica hoy en día, si las tasas de delincuencia son altas, las culturas de trabajo no son suficientes, sin duda los musulmanes y sus organizaciones tienen grandes responsabilidades. Asimismo, es necesario señalar los problemas de representación y expresión en los países donde viven. Se espera que trabajen para distribuir el clima de miedo creado al trabajar en estrecha cooperación y al establecer relaciones directas y abiertas con las autoridades del país correspondiente.

¿Qué traería a Europa un islam que pierde su carácter sociable? 

Lo que ciertos segmentos quieren lograr con el islam europeo es un deseo islámico o musulmán libre de todo reclamo sobre la sociedad, la familia y el ser humano. En Europa, sin embargo, el colapso de la familia, los niños abandonados, el incesto, las relaciones homosexuales y el consumo de drogas son demasiados comunes para compararlos con el resto del mundo. En términos de valores sociales, Europa está experimentando casi un período de celo donde todo lo humano se pierde rápidamente y donde las relaciones legítimas y normales son insuficientes para las personas debido al alto nivel de satisfacción económica. Los valores islámicos pueden ser la última fortaleza que aún no ha sido ocupada. Por esta razón, un musulmán, que ha perdido sus reclamos sobre la sociedad, la familia y la humanidad, solamente acelera el colapso de Europa.

Los cristianos y judíos también deben apoyar a los musulmanes

Hemos visto que tal musulmán no ganaría nada en los procesos similares del judaísmo y el cristianismo. Creo que también los cristianos y los judíos están preocupados de que los valores morales están erosionados y están molestos con el colapso moral y el egoísmo extremo. Igualmente, los secularistas que están perturbados por la desaparición completa de los valores más humanos. Esencialmente, ellos también deben reaccionar ante la desaparición de estos valores que son inherentes al cristianismo y al judaísmo.

Los musulmanes europeos deben saber su propia agenda

Sobre todo, los musulmanes también deben dominar su propia agenda en África, América, China, la India, Oriente Medio y, por supuesto, en Europa. ¿Cómo? Vamos a continuar la semana que viene.

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL, decano de la Facultad de las Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara

 



Noticias relacionadas