Análisis: una Turquía que se esfuerza para la solución de las crisis

Recibimos el mes de Ramadán, el mes de misericordia y compasión, con las noticias sobre los soldados martirizados en Gaza, la herida derramada del mundo

Análisis: una Turquía que se esfuerza para la solución de las crisis

Otro mes de Ramadán y una Turquía que se esfuerza para la solución de las crisis

En un período en que el mundo se arroja a un proceso incontrolable y se lleva a la inestabilidad con el terrorismo, los conflictos interiores y las guerras, recibimos el mes de Ramadán, el mes de misericordia y compasión, con las noticias sobre los soldados martirizados en Gaza, la herida derramada del mundo.

En el aniversario de la fundación de Israel, de la expulsión de unos 750.000 palestinos de sus patrias convirtiéndose en refugiados en sus propios territorios, aquellos que intentan dictar la paz con sus brutalidades planeaban conspiraciones.

Estatus de Jerusalén

No se concedió en vano el estatus especial a Jerusalén que es sagrado desde hace siglos para todas las religiones abrahámicas. Hay una razón de que todos los estados del mundo no consideran Jerusalén como capital de cualquier estado y de que ningún país tiene su embajada en Jerusalén. La resolución 181 de fecha 1947 de la ONU preveía Jerusalén como un régimen internacional bajo la dirección de la ONU. Tras fundar en 1948, Israel ocupó primero Jerusalén Oeste y Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días en 1967. Aunque el Consejo de Seguridad de la ONU, en su resolución 242, con la que manifiesta los principios necesarios para garantizar una paz justa y sostenible en el Oriente Medio, llamó a Israel a retirarse de los territorios que ocupaba durante la guerra de 1967, Israel considera Jerusalén como capital de facto de su parlamento y sus ministerios.  Cuando Israel declaró todo Jerusalén como capital inseparable con la Ley sobre Jerusalén en 1980, esta decisión también fue condenada con la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU y se pidió a los países que tienen representaciones diplomáticas en Jerusalén a mudar sus sedes a Tel Aviv. EEUU, el miembro permanente del Consejo, no participó en la votación, pero no vetó tampoco la resolución. A partir de entonces, Bolivia, la República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haiti, Holanda, Colombia, Panamá, Chile, Uruguay y Venezuela, que tenían embajadas en Jerusalén, empezaron a mudar sus sedes diplomáticas a Tel Aviv. No quedó embajada en la ciudad después que El Salvador y Costa Rica mudó sus embajadas a Tel Aviv desde Jerusalén en 2006.

¿Qué pretende hacer EEUU?

En 1995, el Congreso de los Estados Unidos promulgó la Ley de la Embajada en Jerusalén (Jerusalem Embassy Act of 1995), que establece que Jerusalén debía ser reconocida como capital de Israel y que la embajada estadounidense debía ser transferida a esta ciudad el 31 de mayo de 1999, a más tardar, contradiciendo a la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU.

La cuestión de mudanza se suspendía constantemente por todos los presidentes por la sensibilidad del tema y los posibles malos resultados en la cuestión del Oriente Medio.

El 6 de diciembre de 2017, el 45° presidente de EEUU, Donald Trump, declaró que tomó la decisión de mudar la embajada de EEUU en Tel Aviv a Jerusalén después de 100 años de la Declaración Balfour, que promete la fundación de una patria nacional para los judíos en los territorios otomanos. Fue una declaración histórica y desgraciada debido a que perjudicaría al proceso de paz en el Oriente Medio y el ambiente de estabilidad que necesita la región. Esta mudanza no es un simple cambio de lugar, sino una parte de un intento de legitimar a escala internacional a la ocupación que ya existe.

EEUU, con la conciencia de que escalaría la tensión y desataría conflictos en la región, diciendo 'Sí' a 'No' en una conciliación de la comunidad internacional y violando obviamente el derecho internacional ante los ojos del mundo, mudó su embajada en Israel a Jerusalén.

Igual que el muro de separación o bloqueos, esta decisión también tenía el mismo significado para los palestinos. Este paso de EEUU, que renunció a su decisión pese a la estricta reacción de la opinión pública internacional, naturalmente, fue recibido con un gran odio por los palestinos. Eventualmente, apareció fuerza desproporcionada, brutalidad, sangre y lágrimas contra miles de civiles que llamaban al derecho y la justicia por vías de resistencia pasiva. Los palestinos fueron martirizados como si fueran cazados por la policía israelí ante los ojos de la opinión pública y la prensa internacionales. Miles de otros resultaron heridos. Se puso de manifestó otra vez con toda su claridad que la Nakba, que significa gran desastre para los palestinos, que se sometieron a la masacre tras la fundación de Israel, que se expulsaron a fuerza y con engaños con sus casas y tierras, y que se convirtieron en refugiados en sus propias tierras, todavía sigue con toda su gravedad desde hace 70 años.

Turquía que intenta apagar el fuego en el Oriente Medio

La Cumbre de Jerusalén reunida el 18 de mayo de 2018 tras la invitación del Excmo. Sr. Presidente como presidencia de turco de la Organización para la Cooperación Islámica era importante para decir ‘no’ a las prácticas irrazonables y sin justicia. La cumbre de gran eco internacional hizo lo que no habían podido hacer muchos organismos regionales e internacionales. Gracias al liderazgo y la sensibilidad de Turquía en asuntos humanitarios se ha vuelto a enseñar que el estatus de Jerusalén no se puede cambiar con prácticas irrazonables arbitrarias.

Turquía siempre ha expresado que este tipo de pasos está principalmente en detrimento de Israel y que no servirá para poner fin al problema palestinos que sigue sin solución desde la fundación de la ONU, en contraste enmarañaría la situación y convertiría la región en un lugar de incendio. El único país que se esfuerza enormemente por la paz permanente y por la prevención de los conflictos y crisis era Turquía. Lamentablemente, estos esfuerzos no han podido ser apreciados por sus interlocutores y la esperanza de una paz ha continuado siendo gastada.

Cuando fue enviado el buque Mavi Marmara para sofocar el dolor de los oprimidos fueron matadas personas inocentes desarmadas. Mientras no se había podido disminuido el duelo, Turquía presentó una oportunidad a Israel de resolver la crisis con indemnización y un perdón solo para mitigar la gran presión sobre los palestinos. Pero, esta vez la ayuda empezó a ser impedida mediante calumnias y propaganda tóxica. Mientras se hacían llegar comidas cálidas a los damnificados de la guerra bajo las bombas, se echaron calumnias de que ‘las comidas no van a los necesitados, sino a terroristas’. La TIKA, que se esfuerza por el asentamiento del orden público, paz y una sociedad en que la gente no esté radicalizada y con familias salubres ha sido acusada de apoyar a terroristas.

Si se opina con una menta salubre, se verá las asistencias de Turquía han reducido la tensión reduciendo los efectos negativos de las crisis. Pese a todo ello, Turquía ha continuado trabajando por la paz en la región. En este mes del Ramadán trasladará servicios sanitarios para curar las heridas, se harán llegar equipos sanitarios y fármacos a Gaza. A lo largo del mes de Ramadán se ofrecerán comidas calientes para 1000 familias y un total de 200.000 personas. Se trasladarán paquetes de ayuda para 12.000 familias en necesidad. Las ayudas humanitarias realizadas se centrarán en la mejoría de la situación humanitaria que se está agravando en Gaza contribuyendo con sus ayudas de progreso de largo plazo a aumentar el bienestar del pueblo palestino.

Estos esfuerzos de Turquía están por una parte apoyando al pueblo de Israel respondiendo a la búsqueda de legitimidad de la presencia israelí en la región apoyando solución biestatal equitativa. Israel debe entender que podrá alcanzar su legitimidad gobernando con merced y justicia, no intentando eliminar a palestinos con muros divisorios, ejecuciones extrajudiciales, armas y bombas.

Una Turquía, que se esfuerza por el fin de las crisis

Turquía, que ha adoptado la defensa de la justicia y merced como su misión histórica y tradición de estado, siempre ha estado al lado de los oprimidos y en contra de la crueldad sin discriminar raza, religión y lengua. Es posible ver muchos ejemplos históricos. Cerca de 200.000 judíos expulsados por España en 1492 se refugiaron en el estado otomano para huir de la presión y atrocidad. Acá encontraron la paz y la seguridad. Los judíos del imperio otomano pudieron asumir importantes cargos en la sociedad y en el estado. Es posible ver sus ejemplos similares en la historia de la República. Turquía prestó el esfuerzo a todo su alcance por la protección de los judíos de la crueldad nazi de la 2ª Guerra Mundial. El cónsul turco en Marsella, Necdet Kent, expidió pasaportes turcos para muchos judíos en Francia ocupada por nazis que se iban a enviar a campos de concentración alemanes y los salvó de esta atrocidad. Salahattin Ülkümen, alias ‘el Schindler turco’, quien estaba encargado como el cónsul general turco en Rodas, a costa de una posible crisis turco-alemana, no entregó al general alemán a los judíos que se intentaban enviar a campos de concentración. Se entenderá mejor el esfuerzo de Turquía al estudiar estos ejemplos.

Hay que conocer los esfuerzos de Turquía de adquirir la paz y estabilidad en la geografía, de que considera a sí mismo como una parte inseparable, y hay que evaluar bien esta oportunidad histórica. Un Estado, que tiene el patrimonio del Imperio otomano, que dirigió durante 400 años con justicia la zona, considerada hoy en día como un centro de conflicto e inestabilidad, y que aseguró que los miembros de distintas religiones y étnicas vivieran en paz y bienestar, sin duda hará contribuciones muy importantes al problema de conflicto e inestabilidad que sufre actualmente la región.

Turquía nunca ha pretendido dominar y explotar a otros países ni cumplir con sus propios intereses egoístas. Al contrario, ha pretendido adquirir que el mundo fuera más justa y habitable también para las personas fuera de sus fronteras nacionales. Por lo tanto, Turquía persigue un objetivo global que interesa no sólo a 80 millones de personas sino también a 7,5 mil millones de personas. Demostró recientemente en Myanmar y Bangladés su sinceridad en este asunto. Turquía abrió a miles de kilómetros de distancia sus puertas a los oprimidos masacrados en Arakán (Rakhine) y cuyos centenares de miles se refugiaron en Bangladés. A partir del primer momento de la crisis, nuestro presidente intentó llamar la atención del mundo a la crisis humanitaria a través de una intensa diplomacia, y mandó las ayudas de nuestro país para aliviar los impactos de la crisis enviando a su familia a la zona. La ayuda de comida caliente de la TIKA se continúa dando cada día a centenares de miles de refugiados que comenzaron a vivir en los campos refugiándose en Bangladés. ¿Quién puede decir que Turquía intenta realizar sus propios intereses haciendo estas ayudas a 5.500 kilómetros de distancia? El esfuerzo de Turquía no es otra cosa que frenar el esfuerzo del orden establecido de convertir al mundo en un lugar indirigible por sus propios intereses.

Las relaciones Turquía-Israel

La República de Turquía considera sus relaciones diplomáticas con Israel como una importante parte de sus esfuerzos que contribuirán a la paz y estabilidad de la región., Cuando se toman en cuenta las guerras y tensiones que tiene Israel con los países de región, continuar de forma saludable las relaciones impide también el aislamiento de Israel en la región.

Se tensan las relaciones turco-israelíes tras cada crisis surgida en Palestina. Al Gobierno israelí no le gustan a veces la sensibilidad y actitud humanitaria de Turquía, y esta situación afecta también las relaciones diplomáticas entre los dos países. Vino a la mente la pregunta si se reduciría o no el nivel de las relaciones diplomáticas cuando los embajadores se llamaron a consultas por algún período tras la última crisis en Gaza. Sería un paso correcto llamar mutuamente a consultas a los embajadores por algún período; pero romper las relaciones diplomáticas durante un largo período, podría significar de forma indirecta la imposición de una sanción también a los palestinos damnificados de los incidentes. La tensión de 6 años tras el ataque de Mavi Marmara se alivió gracias al acuerdo que permitió la designación mutua de los embajadores; las relaciones diplomáticas reanudadas, pese a todo, facilitaron que Turquía contribuyera a la cuestión palestina y enviara ayuda a los necesitados. De hecho, Jerusalén está bajo la ocupación, Gaza bajo el bloqueo, Cisjordania bajo el asedio y las carreteras de acceso de Palestina están bajo el control de Israel aunque sea de una forma no jurídica. En ese sentido, hay que actuar con sentido común, evitar el sentimentalismo y los pasos que profundizarán los problemas. Nuestros institutos deben actuar en coordinación y deben planificar sus actividades en consultas con nuestras misiones diplomáticas y con nuestra oficina de la TIKA que opera de manera activa en el campo.

El Gobierno israelí ya debe conocer a la comunidad internacional aunque no lo hizo nada hasta el momento y debe detener esta brutalidad suya contra los palestinos. Los representantes de la nación, que sufrió más exilio en la historia, no deben hacer vivir en el día de hoy el mismo dolor que sufrió en el pasado. Por otra parte, ya se debe ver que un país, que profundiza la crisis, que provoca a las personas y que arrastra a la región hacia una inestabilidad, no puede asumir el papel de “mediador”. Como en el pasado, las creencias diferentes deben vivir en paz y bienestar en Jerusalén que echa de menos la paz desde hace 100 años.

Sin duda, cada localidad, en donde las personas actúan de forma libre y segura, y se dinamiza el comercio, tendrá la paz. La misión de la TIKA no es otra cosa que preservar el ambiente de paz y bienestar fortaleciendo la infraestructura de desarrollo económico existente en las localidades a las cuales se va y trabajar para restablecimiento del orden en otros lugares.

 



Noticias relacionadas