Las personas con VIH tienen más riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular

Las personas con VIH tienen más riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y entre ellas, sobre todo, las mujeres con edades comprendidas entre los 35 y 54 años, según un estudio presentado hoy en el Congreso Nacional de Gesida

Las personas con VIH tienen más riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular

Madrid, 8 nov (EFE).- Las personas con VIH tienen más riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y entre ellas, sobre todo, las mujeres con edades comprendidas entre los 35 y 54 años, según un estudio presentado hoy en el Congreso Nacional de Gesida (Grupo de Estudio del Sida), que se celebra en Madrid hasta mañana . 

La investigación que concluye que estos eventos cerebrovasculares tiene una incidencia "significativamente mayor" en personas con VIH ha sido coordinada por el Hospital General Universitario de Elche en el marco de la cohorte CoRIS de la Red Nacional de SIDA, en la que participan 35 hospitales de toda España, según informa Gesida en un comunicado.

Para llevar a cabo el estudio recopilaron datos de todos los eventos cerebrovasculares incidentes, calculando tasas estandarizadas de incidencia desde 2004 a 2015 y para analizar la incidencia en la población general, se utilizaron datos del informe de morbilidad del Instituto Nacional de Estadística.

Así, según los datos, la tasa de incidencia de accidentes cerebrovasculares en personas con VIH entre 2004 y 2015 fue de 260 casos por 100.000 pacientes al año, mientras que en la población en general fue de 183, con lo que el riesgo en personas con el virus fue de un 42 % mayor.

La mayor incidencia en población VIH se debió principalmente a la isquemia (230 frente a 155), con mayor incidencia en mujeres (324 con VIH frente a 133 en el resto de población) que en hombres (244 frente a 238, respectivamente). 

Según rangos de edad, la incidencia fue también mayor en más jóvenes: 2,44 casos en el grupo de edad de entre 35 y 44 años frente a 1,91 del grupo de 45 a 54 años.

En las personas con VIH, la aparición de eventos cerebro vasculares se asoció, asimismo, con haber tenido una peor situación inmunológica y virológica al momento del diagnóstico de la infección VIH, en concreto, un recuento de células CD4 más bajo y un ARN-VIH plasmático más alto, es decir, mayor carga viral de VIH en el organismo, explica Gesida. 

Las enfermedades vasculares cerebrales, tales como el accidente cerebral isquémico, el ataque isquémico o el ictus isquémico, entre otros, son una causa muy frecuente de morbilidad y hospitalización en España, y son la segunda causa de mortalidad en la población general, y la primera en las mujeres.

Además, añade Gesida, suponen un gasto sociosanitario "muy elevado, que se estima va a incrementarse en los próximos años debido al envejecimiento de la población". EFE



Noticias relacionadas